1. La Meca y Medina son dos de las más sagradas ciudades del Islam. No se permite pisarlas a quienes no son musulmanes.

2. El Rub al-Jali o “Territorio vacío” es uno de los lugares más secos del mundo. Este desierto, que mide 1000 kilómetros de longitud y 500 de anchura, ocupa una parte considerable del territorio saudí.

3. Está estrictamente prohibido portar y beber bebidas alcohólicas en Arabia Saudita.

4. La homosexualidad y la exhibición de creencias religiosas distintas del Islam se consideran delitos punibles en Arabia Saudí.

5. Arabia Saudita es el único lugar del mundo donde la decapitación, la amputación de miembros y la lapidación son legales.

6. La segregación por motivos de sexo es habitual en Arabia Saudita. No se permite en ningún caso que un hombre acompañe a las mujeres solteras, nativas o extranjeras, si no es pariente suyo.

7. En Arabia Saudita, un litro de agua potable es más caro que un litro de aceite.

8. La tradición saudí observa un enorme respeto por la privacidad de los demás. Jamás, bajo ningún concepto, enfoque su cámara hacia una mujer. Puede sacar fotografías de los hombres únicamente si obtiene su permiso.

9. Hasta 2006, sacar fotografías de los edificios gubernamentales, palacios o aeropuertos estaba también prohibido. A día de hoy, puede meterse en líos con los civiles, incluso con algunos policías que desconocen la nueva norma, si va por el país sacando fotos a la vista de todos.

10. El elegante órice de Arabia se incluyó en el pasado en la lista de animales extintos en su entorno natural por la Unión internacional para la conservación de la naturaleza y los recursos naturales (IUCN). Tras su reintroducción en remotas zonas desérticas de Arabia Saudita, el antílope volvió a clasificarse, esta vez como vulnerable, lo que lo convierte en uno de los pocos animales del mundo cuya población ha aumentado después de su práctica desaparición.