Kuala Lumpur

Capital del país, Kuala Lumpur es la mezcla perfecta del pasado, presente y futuro de Malasia. Aquí es donde la historia se encuentra con la modernidad, donde la actualidad lleva la marca tanto de lo antiguo como de lo futurista.

Junto a los edificios coloniales ingleses del Dataran Merdeka, que fueron antaño centros neurálgicos del dominio británico, se elevan ahora altas torres de oficinas y proyectos cosmopolitas. Las tradicionales lámparas de los mercados nocturnos hallan su contrapunto en la exhibición urbana de neones. Kuala Lumpur está justo en el medio, en equilibrio entre el entonces y el ahora.

Una de las más destacadas atracciones de la ciudad son las Torres Petronas, dos de los edificios más altos del mundo, con sus casi 443 metros de altura. Debido a su tamaño, han pasado a ser un símbolo de lo que Malasia ha logrado en las últimas dos décadas.

También hay un pequeño paraíso escondido en la ciudad. Los Jardines del lago, como los llaman aquí, cuentan con parques botánicos y ornitológicos que permiten a los visitantes atisbar la abundancia de la flora y fauna malayas. La belleza de la música y el arte tradicionales del país están igualmente reflejados en el Mercado central. El acervo cultural malayo sigue vivo, y puede contemplarse en el Museo Nacional.

Tanto si le encanta explorar el pasado como imaginarse el futuro, Kuala Lumpur es la ciudad ideal.

Penang

Cuando solo desee experimentar la sensación de verse rodeado por un mundo pretérito, vaya a Penang.

La más antigua de las Colonias Británicas del Estrecho, Penang se ha convertido en un crisol de culturas y etnias. Su ciudad interior, Georgetown, fue antaño el centro del comercio, y en ella quedaron rastros de la actividad de chinos e indios. Podría también decirse que la arquitectura es incomparable, en el contexto de otros paisajes urbanos del sureste asiático.

Las playas de Penang cuentan con puestos que despachan auténtica comida malaya y atraen por igual a visitantes domésticos y extranjeros. No debe perderse bajo ningún concepto actividades como la natación, tomar el sol y probar mezclas culinarias.

Penang es una mezcla exquisita de culturas que lleva a cualquier viajero por un asombroso recorrido de playas, arquitectura y gastronomía.

Monte Kinabalú

El monte Kinabalú es la montaña más elevada de Borneo, con una altura de 4.095 metros. Conocido por su espectacular biodiversidad, el monte Kinabalú atrae a miles de visitantes cada año. Solo en esta montaña hay más de 600 especies de helechos, más de 300 de pájaros y unas 100 de mamíferos.

Aunque la subida al monte Kinabalú es más sencilla que la de otras cumbres, la mayoría de la gente dedica tres días y dos noches a conquistar la cima y volver a bajar. Horas y horas de trekking se necesitan para llegar a la cumbre. Por ello, se han construido casas de huéspedes en Laban Rata, para que los alpinistas descansen. También sirven comidas calientes a los cansados y hambrientos montañeros.

La ascensión puede ser agotadora, en especial para los novatos, pero las vistas por el camino merecen cada bocanada de aire. Los bosques pluviales presentan un increíble cuadro de la flora y la fauna de Malasia, con la verde fronda de antiguos árboles estirándose hacia el azul del cielo. Los pájaros entonan dulces melodías que solo la naturaleza entiende, dejándole a uno boquiabierto ante la grandeza de lo que le rodea. Y cuando se alcanza la cima, el panorama responde a las expectativas y las supera con creces.

Tierras altas de Cameron

Las Tierras altas de Cameron son una de las más hermosas bellezas naturales de Malasia y constituyen el destino vacacional más elevado de la parte continental del país. Situadas en las montañas Titiwangsa, su aire vivificador y clima refrescante las convierten en un sitio ideal para hacer una escapada.

Vastas plantaciones de frutales, huertos de verduras y flores, y jardines de té pueblan las Tierras altas de Cameron. Con terrenos agrícolas prósperos como estos, verá color allá donde mire. Sus sentidos se verán sin duda estimulados por las extraordinarias vistas de las flores y los frutales llenos de brotes.

Si desea simplemente sentarse y relajarse, en la zona hay cafeterías donde puede tomar un té caliente mientras espera la puesta de sol. Luego puede pasear por las plantaciones de cactus y subirse a una embarcación de vapor para cenar. Quizá desee también jugar al golf, para imprimir al día un poco de acción.

Langkawi

El archipiélago de Langkawi tiene 99 islas esparcidas por las aguas del mar de Andamán, al sur de Tailandia. Estas islas son conocidas sobre todo por sus prístinas playas y divertidas actividades al aire libre.

Largos arenales blancos cubren las costas de las islas en Langkawi, haciendo del archipiélago un destino privilegiado para la natación y las salidas estivales. Algunas de las playas más visitadas son las de Pantai Cenang, Pantai Kok, y Pantai Datai.

Langkawi también posee puntos de inmersión y para hacer buceo con esnórquel. Uno de ellos es el Parque Marítimo de Palau Payar. Aquí puede nadar entre las criaturas marinas y después relajarse sobre una plataforma de observación, antes de abordar la siguiente aventura.

Aparte de sus maravillosas playas, los rústicos terrenos de Langkawi atraen a los visitantes a la región. Bucólicos panoramas de campos de arroz y búfalos ofrecen una muestra diferente de la naturaleza que no es común encontrar en otras islas.

Hay otras actividades que disfrutar, como navegar a través de los manglares, dar de comer a las águilas o hacer espeleología.

This article is also available in: Inglés Francés Alemán Italiano

 

Pages: 1 2