Iglesia de Santo Domingo

La iglesia de Santo Domingo se encuentra entre los más antiguos y más impresionantes lugares de culto de Macao. Esta iglesia amarilla de inspiración barroca, enmarcada en esmeralda, destaca de forma natural en la animada plaza del Leal Senado, en la ciudad vieja.

Tres sacerdotes dominicos españoles construyeron el templo en madera en 1587 y fue reconstruido en 1828. Ahora, la iglesia de Santo Domingo exhibe su pétrea estatura y sofisticado diseño, inspirados por la bravura de los estilos español y portugués.

Déjese subyugar por la característica arquitectura jesuítica y el majestuoso perfil de la iglesia, que elicita una tranquila atmósfera de sagrada solemnidad. Los suelos de mosaicos de cerámica, los techos de madera labrada y la galería, también de madera, que bordea el muro, contribuyen a crear un ambiente ideal para la oración.

La iglesia posee asimismo una imagen de la Virgen con el Niño en el altar central y algunas tallas hábilmente cinceladas en marfil, de Santo Domingo, San Francisco y San Caetano.

Templo A-Ma

El templo A-Ma es el más antiguo de Macao; de hecho, existía antes incluso de que el territorio constituyese una ciudad. Hay quien afirma que el propio nombre de Macao deriva del chino ‘A-Ma gau’, que significa ‘la bahía de A-Ma’.

Conocido anteriormente como Templo Barra, lleva atrayendo devotos y turistas al complejo, situado en el declive occidental de la colina de Barra, desde el siglo XV.

El conjunto se compone de cuatro salas principales, llamada Hongren (la más antigua), Kunlam, Zhansuo y Zhengjue. También cuenta con otros pabellones religiosos, como el Pabellón del Pórtico y el Arco Conmemorativo.

El templo de A-Ma es excepcional por ser uno de los pocos templos del mundo que posee un espacio de culto para distintas doctrinas religiosas chinas, incluyendo el budismo, el confucianismo, el taoísmo y otras creencias populares.

Aparte de ser un lugar de culto, el Templo de A-Ma también contiene fragmentos de la rica cultura e historia de China. Los muros del santuario están artísticamente decorados con célebres caligrafías de personalidades de las extintas dinastías chinas.

Cuartel de los Moros

Cerca del templo A-Ma, en la Calçada da Barra, está el Cuartel de los Moros, de exótico aspecto, que sirve como cuartel general de la Capitanía de Puertos de Macau. Erigido en agosto de 1874, este edificio de ladrillo y piedra e inspiración mediterránea se construyó originalmente para dar alojamiento a 200 policías indios de refuerzo procedentes de Goa.

Esta edificación neoclásica llama mucho la atención, con su elegante fachada color crema sobresaliendo de un podio de granito elevado. El Cuartel de los Moros deslumbra con sus pulidos y y extensos soportales, bordeados por arcos apuntados de estilo mogul.

Bandas triples decorativas sobre los muros de color mantequilla complementan a la perfección los arcos y crean un festín visual. Con su atractiva fachada e interior exquisitamente diseñado, complementando su papel histórico, el Cuartel de los Moros fue incluido en el catálogo del Patrimonio Mundial de la Humanidad de la UNESCO en 2005.

La Torre Macao

La experiencia de conquistar la Torre Macao, de 338 metros de altura, reina de los rascacielos macaenses y miembro de la Federación Mundial de Grandes Torres, no está hecha, definitivamente, para los acrofóbicos, pero sí es algo que los espíritus aventureros deberían anticipar con ilusión.

Esta torre, mundialmente famosa y ubicada en el Largo da Torre de Macao es el mejor sitio para aquellas almas buscadoras de sensaciones que ansían vivir una aventura macaense única, ya que permite a quienes se atrevan recorrer, con el corazón palpitante, el suelo de cristal de la sala de observación. En esta superficie se tiene la sensación de estar flotando a más de 300 metros sobre el suelo. La Torre Macao también ofrece el mayor salto con cuerda elástica del mundo, desde una asombrosa altura de 223 metros.

Para los corazones menos firmes, la Torre Macao permite contemplar un panorama de la ciudad de 360 grados, desde la cubierta de observación del piso más alto. Sin embargo, no tiene que esperar a llegar hasta arriba para disfrutar de las vistas: los ascensores de cristal permiten a los turistas apreciarlas desde el principio de la ascensión.

Por supuesto, aparte de ser una atracción turística de primer orden la Torre Macao cumple también su función en la industria de las telecomunicaciones y la radiodifusión.

Santa Casa de la Misericordia

Fundada en 1569 por el primer obispo católico de Macao, Dorn Belchior Carneiro, la Santa Casa de la Misericordia cuenta con el reconocimiento de ser la institución caritativa más antigua del país.

Para inmortalizar las contribuciones de esta organización a las comunidades menos privilegiadas de Macao, la institución finalmente montó un sorprendente y sentimental museo conmemorativo.

En el interior de este edificio neoclásico encontrará restos de la dilatada historia de la Casa de la Misericordia y su muy estimado fundador. Uno de ellos es la indemne calavera del propio D. Belchior Carneiro, un retrato suyo de cuerpo entero de 300 años de antigüedad y la cruz dorada que se llevó a la tumba.

Diversos artefactos valiosísimos e intactos, como recipientes de cerámica europeos y del este asiático, se exhiben también en el museo.

 

Pages: 1 2